La Iglesia y la esclavitud

16 Mar

El Imperio Romano sufrió una tranformación religiosa increible, el cristianismo pasó a ser la RELIGIÓN OFICIAL. Este hecho coincidió con el declive de la esclavitud en el mundo romano, lo que llevó a muchos de los primeros estudiosos a defender que el cristianismo, y en menor grado el estoicismo, con su insistencia en la fraternidad universal de los hombres, produjo un cambio en los propietarios de los esclavos que poco a poco se fueron desprendiendo de sus bienes humanos y modificaron las normas institucionales de la esclavitud. Sin embargo, casi todos los estudiosos más recientes han rechazado este argumento. La ley judía reconocía la esclavitud y la practica era corriente en vida de Jesús. Ni Jesús ni los primeros cristianos pusieron en duda la teoría y sólo alteraron la práctica mínimamente.

La Iglesia primitiva de la época de San Pablo fue capaz de reconciliar la esclavitud con el cristianismo. Todas las criaturas de Dios eran originalmente iguales, pero las guerras y otras injusticias cometidas por el hombre había alterado de manera irremediable el igualitarismo y hecho de la esclavitud una parte integrante de la experiencia humana. Los Padres de la Iglesia vieron una relación directa entre el pecado y la esclavitud. Para San Agustín, por ejemplo, el mundo exterior y pecaminoso establecía una distinción entre esclavos y libres y entre ricos y pobres, y él creía que solamente a través de la fe cristiana podrían los hombres conseguir la libertad, que él definía como algo interno y espiritual independiente y opuesto a la estructura pecaminosa de la sociedad.
La propia Iglesia poseía esclavos, particularmente en las tierras de los monasterios, y amenazaba con la excomunión a quien incitara a los esclavos a rebelarse contra sus dueños. Sólo de mala gana permitió que los esclavos ingresaran en la vida religiosa como sacerdotes, frailes y monjas, puesto que consideraba que las personas sujetas a la autoridad de otro no podían ser totalmente leales a Dios y a la disciplina de la Iglesia. Como mínimo, la Iglesia exigía el consentimiento del propietario para que un esclavo tomara los hábitos y prefería que primero éste fuera liberado.
El cristianismo y la Iglesia oficial tuvieron cierta influencia en las manumisiones, pero ésta no fue grande. La manumisión era un acto piadoso, y las vidas de santos mencionan en ocasiones la liberación de un gran número de esclavos. El emperador Constantino, que legalizó el cristianismo y traslado la capital del Imperio a Constantinopla, concedió a las autoridades eclesiásticas el derecho a manumitir dentro de la Iglesia. Para algunos estudiosos, esto demostró más la aceptación por la Iglesia de la persistencia de la esclavitud que el deseo de acabar con ella.
Ni el cristianismo ni el estoicismo tuvieron consecuencias en la institución de la esclavitud más allá de fomentar un cierto reconocimiento entre los propietarios de que debían adoptar métodos más humanitarios en el trato dado a sus esclavos.
Desde finales del siglo IV, la Iglesia bizantina ocupó un puesto influyente en el Estado, debido en gran parte a la posición indiscutida que tenía el emperador como cabeza de la Iglesia. La Iglesia bizantina, unida como lo estaba al Estado, adoptó en ocasiones posiciones ambiguas o contradictorias. Los sacerdotes, por ejemplo, permitían que los esclavos fugitivos buscaran en las iglesias refugio de sus crueles propietarios, pero hacían todo lo posible para reconciliar al esclavo con su amo. El matrimonio se consideraba como un deber de los laicos cristianos, pero si los esclavos se casaban establecían un contrato legal y eso iba en contra del principio de que un esclavo carecía de personalidad jurídica. No fue sino en el año 1095 cuando un emperador permitió que los esclavos contrajeran matrimonio ante un sacerdote, novedad que tardó en ser aceptada plenamente.

http://personal.telefonica.terra.es/web/mir/ferran/Esclavitud.htm

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: